Bionovo superó expectativas en conexiones de valor y oportunidades de negocio

  • 10/12/2016
  • Bionovo

Bogotá, octubre de 2016. Bionovo finalizó exitosamente con la asistencia de más de 2.500 personas, 360 conferencistas y participantes al Congreso Internacional de Biotecnología, 2.400 contactos de negocio en la muestra comercial en la que estuvieron 60 expositores y más de 680 citas de negociación con 190 empresarios durante el Biopartnering.

Claudia Marcela Betancur, directora ejecutiva de Biointropic, ratificó que Bionovo se ha posicionado como la plataforma nacional más importante para impulsar las biosoluciones y los bionegocios por medio de las iniciativas, los recursos y el talento humano que rodean los sectores competitivos de cosméticos, agricultura, pecuario, salud, farmacéutico y alimentos, los cuales se han convertido en los eslabones de desarrollo de las economía de país.

 “Precisamente, para mostrar lo que se hace en el país biodiverso que tenemos, creamos la feria Bionovo, la primera en innovación de la biodiversidad y biotecnología del país. Tuvimos una excelente acogida con los expositores de más de 7 regiones de Colombia, universidades, expertos internacionales y empresarios que creen en la apuesta de las biosoluciones y bionegocios”, afirmó Betancur.

Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogota, señaló que “Bionovo es un excelente escenario para impulsar el desarrollo de la biotecnología, fundamental para el desarrollo económico de Colombia y Bogotá. Además es un importante foco de desarrollo para las empresas extranjeras porque les permite operar en el centro de la investigación científica del país y acceder al principal mercado de consumo nacional”.

Úrsula Sánchez, jefe de proyecto de Bionovo, indicó que en la feria se reunieron empresarios del país que han buscado nuevas alternativas de negocios que se basan en biotecnologías que son cada vez más apetecidas en el mundo por la estabilidad económica que representan, como lo aseguraron en Bionovo expertos de Francia, España, Austria, Estados Unidos, Brasil y Costa Rica.
“La feria gustó y superó las expectativas en visitantes y oportunidades de negocio y conexiones, todo lo que buscamos demostrar en un país que tiene la oportunidad de crecer económicamente con el buen uso de sus recursos naturales”, recalcó.

Bionovo congregó toda la cadena de biotecnología, desde investigadores hasta comercializadores de biosoluciones. En ese sentido Jorge Hernán Gómez, director ejecutivo de BIOS-Manizales, indicó: “tuvimos la oportunidad de mostrar los múltiples usos del laurel, como en el sector de cosméticos. Nosotros mejoramos la semilla por computación y le damos un uso sostenible”. 

Por su parte, Fabio Aristizábal, director del Instituto de Biotecnología, IBUN, Bogotá, manifestó que desde la Universidad Nacional se trabaja en biotecnología en áreas de salud, agricultura y bioinformática. Por ello se vincularon a la feria en la que hablaron del uso del arroz, producto que buscan hacer más resistente por medio de la bacteria Streptomyces racemochromogenes con la que se controlan bacterias del añublo, enfermedad que ataca este cereal.

Helena Stashenko, directora ejecutiva del Centro de Investigación de Excelencia, Cenivam, de la Universidad Industrial de Santander, UIS, asistió a Bionovo para exponer la experiencia que la institución educativa ha tenido con el uso sostenible de los recursos naturales desde hace 27 años. “Nos alegra la oportunidad de estar en Bogotá mostrando nuestros avances en biotecnología. Nosotros elaboramos aceites naturales para la industria de cosméticos”, apuntó.

Por su parte, Diana Monroy, directora comercial de Actum, compañía de innovación tecnológica, aseguró: “la feria superó nuestras expectativas. Recibimos por día más de 15 visitas de personas interesadas en conocernos y cerramos con 40 citas de negocio. Es una forma de darnos a conocer porque la biotecnología aún está sin explorar en Colombia”.

Luz Marina Mantilla, directora ejecutiva del Instituto Sinchi de Amazonas, afirmó que no dudaron en participar en la feria, escenario en el que se dio espacio para crear nexos con universidades, cámaras de comercio de país y el mundo, las cuales se interesaron en lo que se produce en la región. “Nosotros vimos en Bionovo una interesante oportunidad de acercarnos a una amplia línea de empresarios. Mostramos lo que se hace con los frutos de palma Asaí para el sector de alimentos y Mirití para cosméticos”, aseveró Mantilla.

La feria Bionovo fue organizada por Biointropic y Corferias, y contó con el apoyo de Colciencias, iNNpulsa, Alcaldía Mayor de Bogotá y la Cámara de Comercio de Bogotá.